jet-engine-4721671_1920_edited_edited_ed
LOGO%20NUEVO%20png%20BLANCO_edited.png

Actualidad

A320neo de S7 Airlines sufrió un fallo de motor en Novosibirsk después del despegue

Los pilotos apagaron el motor al registrarse la falla y consiguieron regresar de forma segura al aeropuerto de Novosibirsk sin ningún inconveniente adicional

En la madrugada de este martes 16 de marzo un A320neo de la aerolínea S7 Airlines sufrió un fallo de motor justo después del despegue, lo cual causó su regreso al Aeropuerto Internacional de Novosibirsk-Tolmachevo, al sur de Rusia. Al registrarse la falla, los pilotos procedieron a apagar el motor y solicitar permiso para volver a la terminal aérea.


Minutos después del despegue del vuelo S7-5227, en ruta Novosibirsk - Irkutsk, los pilotos detectaron una falla en el motor número dos, regresando de inmediato al aeropuerto de Novosibirsk. La aeronave, registrada como VQ-BDQ, de casi tres años de antiguedad y prestada a S7 por AerCap, la empresa de arrendamiento más grande del mundo, tiene equipados motores PW1127g.


Luego de 20 minutos de vuelo, el A320neo aterrizó de forma segura en en el aeropuerto de Novosibirsk-Tolmachevo con los 154 pasajeros y seis tripulantes a bordo en perfecto estado. Posteriormente, la aerolínea rusa dispuso un segundo A320neo para continuar el recorrido y llevar sin inconvenientes a los viajeros a Irkutsk, llegada que se retrasó al menos tres horas.


Vea también: Explosión de motor de un A300 de Transcarga arrojó piezas a una calle aledaña a El Dorado


Recordando el vuelo 778


Según indica Aviation Safety Network, la compañía S7 Airlines solo registra un accidente en los últimos 20 años, tratándose del vuelo 778 (RU778/SBI778), el cual volaba desde el aeropuerto Internacional Domodedovo, Moscú, a Irkutsk, cuando se estrelló al aterrizar en el aeropuerto Internacional de Irkutsk el 9 de julio de 2006.


La aeronave Airbus A310-324 se salió de la pista y deslizó sobre varios cientos de metros de pista mojada y hierba hasta estrellarse contra una barricada de concreto. Finalmente impactó un grupo de garajes privados y explotó. Este es considerado el cuarto accidente con víctimas fatales más grande de Rusia, dejando un saldo de 125 personas fallecidas.


A pesar de que medios locales apuntaron en principio una falla en los frenos del A310, el informa final del Comité Interestatal de Aviación de Rusia (MAK) reveló que la causa fue un error del piloto.