Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Boeing advierte riesgos a la seguridad en diseño del nuevo Airbus A321XLR

La intervención supone un evento poco común en la "competencia" con Airbus, acrecentada por los efectos de la pandemia y el mal presente de Boeing

Foto: Airbus

La seguridad es el factor prioritario de la aviación comercial, y partiendo desde este unto la fabricante Boeing expresó su preocupación por el diseño del nuevo Airbus A321XLR, avión de fuselaje estrecho. La denuncia de la compañía estadounidense está enfocada en el nuevo tipo de tanque de combustible de la aeronave, el cual podría representar grandes riesgos para pasajeros y tripulantes en caso de accidentes.


En una presentación a la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA), Boeing se mostró preocupado por la arquitectura del nuevo tanque de combustible destinado a aumentar el alcance del A321XLR, puntualizando que "presenta muchos peligros potenciales". La problemática se explica analizando el lugar común de los depósitos de combustible de las aeronaves, ubicados en las alas y en un tanque central debajo del fuselaje.


Sin embargo, Airbus ideó un nuevo lugar para aumentar aumentar la autonomía del A321XLR y satisfacer así la futura demanda de vuelos de larga distancia con un avión de pasillo único, moldeando un tanque directamente en el fuselaje, siguiendo los contornos del avión y transportando una cantidad mayor de combustible. De ser aprobado, esto podría impulsar aún más las ventas del A321XLR, el más vendido de todos los aviones de fuselaje estrecho.


Vea también: United ordena 25 nuevos Boeing 737 MAX y acelera la entrega de otros 45


En el sector aérea el trabajo en equipo es necesario para cumplir con los estándares de seguridad, por lo que a través de este sistema global de cooperación Boeing puede intervenir si interpreta que los cambios o modificaciones ponen en peligro a la industria. Las apreciaciones de Boeing informadas por Flightglobal indicaron que “un tanque de combustible de fuselaje integral expuesto a un fuego externo, si no está protegido adecuadamente, puede no proporcionar suficiente tiempo para la pasajeros para evacuar la aeronave de manera segura ”.


Si un A321XLR se saliera de la pista o su tren de aterrizaje fallara resultando en una colisión directa del fuselaje con el suelo, un tanque adicional dentro del cuerpo de la aeronave aumentaría el riesgo de explosiones e incendios de manera exponencial. "La consulta pública es parte integral de un programa de desarrollo de aeronaves", dijo un portavoz de Airbus, agregando que cualquier problema que surja se abordará junto con los reguladores.


En caso de presentarse una disputa prolongada entre Airbus, Boeing y los reguladores de la industria, esto podría retrasar la entrada del servicio del A321XLR prevista para el 2023. Este sería el escenario perfecto para Boeing, que ha sufrido problemas en su línea de ensamblaje y retraso en las entregas de sus nuevas aeronaves. Debido a la fuerte crisis del sector aéreo, es normal que aumente la competencia entre las dos mayores fabricantes, especialmente cuando Airbus superó en 2020 a la golpeada Boeing como la compañía con mayores ventas de aeronaves en el mundo.

© 2020 CL Aviation Consulting RIF-V-1517857-6

Suscríbete