Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México costó unos 16.000 millones de dólares

El porcentaje de gasto para cancelar el proyecto supera en 232% la cantidad anunciada en principio por el gobierno de México

Foto: AFP

El gobierno mexicano decidió en 2019 la cancelación del proyecto de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), asegurando que detener la operación costaría unos 100 mil millones de pesos (4.830 millones de dólares), sin embargo nuevas cifras presentadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) afirman que el total verdadero es de unos 332 mil millones de pesos (16.000 millones de dólares).


El pasado 10 de febrero Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, inauguró las pistas del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, proyecto que reemplazará al cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México. En aquella ocasión el mandatario mexicano hizo referencia a la evidente diferencia de gastos entre ambas construcciones, siendo el de Santa Lucía unos 11.000 millones de dólares más barato. No obstante, las investigaciones indican que los gastos por cancelación del proyecto del NAICM incluso superan su presupuesto original.


Es así como, según datos de la ASF, la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México supone un gasto por 16.000 millones de dólares, un gasto incluso mayor a lo que se había indicado para su construcción. Estas cifras suponen un aumento del 232% con respecto a lo que el gobierno había indicado en principio para dar por terminado el proyecto, unos 4.830 millones de dólares.


Vea también: AMLO inauguró la primera etapa del futuro Aeropuerto Internacional de Santa Lucía


Unos 11.200 millones de diferencia, completamente perdidos. “Se identificó que estos factores pueden ocasionar un aumento en el costo estimado de la cancelación del NAICM, por lo que es necesario que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) realice un seguimiento constante en los mismos, con objeto de que identifique el costo total en que se incurrirá con la cancelación del proyecto”, indicó la ASF.


La Secretaría de Comunicaciones y Transportes señala el esquema de financiamiento como la causa del meteórico aumento en los gastos. Un 50% de la cifra total ya fue entregada por el gobierno de México, unos 164 mil millones de pesos, los cuales suponen una inversión no recuperable. A este monto se le suma la liquidación de contratos por anticipado, adquisiciones, servicios, bonos emitidos, así como juicios y demandas en proceso, haciendo un total de 4.000 millones más.


Esta pérdida de efectivo debe suponer una gran preocupación para la ciudadanía en México, y por consiguiente de los organismos autónomos los cuales tienen la tarea de investigar estos contratos y verificar la transparencia de los mismos.