Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Conoce las violaciones cometidas por Bielorrusia que serán investigadas por la OACI

En la reunión de la agencia especializada de la ONU tendrá se estudiarán las posibles sanciones al gobierno bielorruso por posibles violaciones de tratados internacionales

Boeing 737-800 de Ryanair (SP-RSM) en Minsk - Foto: Mindaugas Kulbis / AP / dpa

A través de sus redes sociales, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) anunció la convocatoria de una reunión urgente del consejo el próximo 27 de mayo para discutir específicamente los hechos que ocurrieron en Bielorrusia, cuando el gobierno forzó el aterrizaje de un 737 de Ryanair para arrestar a un periodista opositor. La reacción negativa de gran cantidad de mandatarios ante este acto motivaron al Consejo Europeo a solicitar sanciones contra el régimen de Aleksandr Lukashenko Lukashenko, por lo que la reunión de la OACI seguirá esta línea, determinando la gravedad de las violaciones a normativas internacionales.


Luego de solicitar a la OACI continuar con la investigación del incidente, el Consejo Europeo solicitó nuevas sanciones económicas selectivas para el gobierno Bielorruso y la prohibición a las aerolíneas del país para volar en espacio aéreo de la UE. Esta fue la primera reacción ante las acciones de la antigua república soviética, pero hasta el momento se desconoce cuáles medidas serán implementadas en definitiva, tratándose de una situación que debe ser estudiada a profundidad con relación al derecho internacional.


Entre los términos que han sido acuñados para catalogar las acciones del gobierno de Lukashenko destacan sin duda alguna "Terrorismo de estado" o "Piratería aérea", utilizados por el director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary y por el ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, quienes han denunciado abiertamente el desvío del avión a Minsk, solicitando sanciones para los responsables.


Ryanair Belarus bielorrusia Roman Protasevich
Boeing 737-800 de Ryanair (SP-RSM) en Minsk - Foto: Stringer

¿Cuáles fueron las violaciones de Bielorrusia?


Las leyes competentes a este tipo de casos resultan complejas e interpretables según las circunstancias específicas presentes, lo que lleva a juzgar los hechos de diferente manera. Teniendo en cuenta las normativas del derecho aeronáutico en el contexto civil podemos hablar de una violación a la primera libertad del aire, la cual establece "el derecho de volar sobre el territorio de otro estado sin aterrizar".


No obstante, el artículo 1 del Convenio de Chicago establece que un estado tiene "soberanía completa y exclusiva sobre el espacio aéreo sobre su territorio", por lo que las aeronaves civiles pueden ser interceptadas y ordenadas a aterrizar en el aeropuerto indicado, siendo uno de los casos señalados las amenazas a la seguridad, como lo sería el falso aviso de bomba indicado por el gobierno bielorruso.


A su vez, en el artículo 3 del mismo documento se detalla que "en caso de interceptación, no debe ponerse en peligro la vida de los ocupantes de las aeronaves ni la seguridad de estas", por lo que será necesario el análisis de expertos en derecho aeronáutico para determinar si esto es aplicable para el arresto del Roman Protasevich.


Roman Protasevich y su novia Sofia Sapega bajo custodia del gobierno bielorruso - Foto: BBC

Al poner en duda la razón por la cual se ordenó el aterrizaje del avión de Ryanair, entraría en competencia el artículo 1 del Convenio de Montreal en el cual se establece que "toda persona comete un delito si ilegal e intencionalmente comunica información que sabe que es falsa", por lo que la investigación sobre la veracidad de la amenaza de bomba sería esencial para al caso. En el artículo 10 del mismo tratado multilateral se indica que en caso de cometer alguna infracción, "el Estado deberá facilitar la continuación del viaje de los pasajeros y la tripulación tan pronto como sea posible, y devolverán sin demora la aeronave y su carga a las personas con derecho legítimo a la posesión", de nuevo relacionado a la captura del periodista opositor.