Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Cuatro jugadores y el presidente del Palmas de Brasil murieron en un accidente aéreo

La aeronave transportaba a los futbolistas y al presidente a la ciudad de Goiania para disputar un partido contra el Vila Nova

Restos del avión siniestrado en Brasil Foto cortesía

En la mañana del domingo 24 de enero se registró la caída de una aeronave que transportaba a cuatro jugadores y al presidente del Palmas Futebol e Regatas, club de la cuarta división de Brasil. Hasta el momento se siguen investigando las causas del siniestro donde los cinco tripulantes perdieron la vida.


La noticia se dio a conocer por un comunicado publicado por el club de fútbol donde expresaron a sus seguidores el lamentable accidente que cobró la vida de Lucas Praxedes, Guilherme Noé, Ranule y Marcus Molinari, futbolistas activos de su plantilla, como también del presidente de la entidad, Lucas Meira, cuando viajaban a la ciudad de Goiania para disputar un partido de la Copa Verde contra el Vila Nova.


"El avión en el que estaba Lucas junto con el comandante Wagner y los atletas Lucas Praxedes, Guilherme Noé, Ranule y Marcus Molinari, despegó y cayó al final de la pista de la Asociación Tocantinense de Aviación. Lamentamos informar que no hay sobrevivientes. En este momento de dolor y consternación, el club dedica oraciones por los familiares a los que brindará el apoyo adecuado", indicó la publicación.

Vea también:


La aeronave que había sido alquilada por el equipo para transportar a los jugadores y el presidente en la mañana del domingo, despegó de Porto Nacional, región norte de Brasil, aproximadamente a las 8:15 hora local, con destino a la ciudad de Goiania. Aún se desconoce la razón por la cual el avión se precipitó al suelo explotando luego del impacto, por lo que las autoridades continúan las labores de investigación.


Accidente del Chapecoense


El 28 de noviembre de 2016 se convirtió en una fecha sombría para el fútbol y para la aviación brasileña. Durante un vuelo con destino a Medellín para disputar la final de la Copa Sudamericana, el avión que transportaba a la plantilla del Chapecoense se precipitó al suelo a 17 kilómetros del aeropuerto. La aeronave de la línea aérea boliviana Lamia transportaba a 77 personas, de las cuales un total de 71 resultaron muertas por el impacto.