Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Czech Airlines se declara en quiebra y podría estar muy cerca de desaparecer

La compañía debe alrededor de 82 millones de euros a proveedores y pasajeros afectados por las cancelaciones de vuelos

Airbus A319-112 de Czech Airlines - Foto: Monica De Guidi

La histórica compañía Czech Airlines se declaró en quiebra la semana pasada ante un tribunal de Praga, el motivo de su delicada situación es la gran cantidad de deudas que sostienen. Esto supone la caída de una referencia en el mercado aéreo europeo, siendo la quinta aerolínea más antigua del mundo.


Distintos medios han informado que el Tribunal Municipal de Praga ha declarado en quiebra a Czech Airlines, lo cual se produce luego de que la compañía informara a Oficina de Empleo de la República Checa sobre el despido de sus 430 empleados, por la incapacidad de pagar los salarios debido a las escasas operaciones que realiza la aerolínea actualmente. Las deudas de la empresa con 266 acreedores y 230.000 pasajeros se elevan hasta los 82 millones de dólares.


El Registro de Insolvencia del Tribunal Municipal denominó a Czech Airlines "en quiebra", y se estudia la posibilidad de dejar en tierra su flota o solicitar a la aerolínea la total venta de activos. Según información de Simpleflying, la autoridad checa formó un comité interino de acreedores, conformado por representantes de los proveedores de Czech Airlines, los bancos financistas y un pasajero para la representación de las partes interesadas.


Vea también: Fundador de Norwegian Air anuncia su nueva aerolínea, 'reemplazo' en el mercado de larga distancia


Actualmente la aerolínea solo cuenta con dos aeronaves; un A319 (OK-REQ) y un A320 (OK-HEU), los cuales operan regularmente vuelos sobre todo en Europa del este, hacia destinos como Kiev y Moscú, así como también a París y Estocolmo.


El desglose de las deudas de Czech Airlines evidencia que el monto adeudado a proveedores de la compañía asciende hasta los 36 millones de dólares, mientras que la cantidad de pasajeros afectada por los vuelos cancelados solicitan un reembolso cuyo total supone unos 46 millones de dólares. Se espera que la autoridad del país europeo emita prontamente nuevos lineamientos que determinen el futuro de esta histórica aerolínea en vía de desaparecer.