jet-engine-4721671_1920_edited_edited_ed
LOGO%20NUEVO%20png%20BLANCO_edited.png

Actualidad

Delta lanza el primer rastreo de contacto voluntario a viajeros internacionales


Delta se ha unido con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos para mantener a los clientes internacionales informados de la posible exposición al COVID-19 a través del rastreo de contactos.


A partir del 15 de diciembre, la aerolínea estadounidense se convertirá en la primera en pedir a las personas que viajan a EE.UU. desde una ubicación internacional, que proporcionen voluntariamente cinco datos para ayudar a la localización de contactos y a los esfuerzos de seguimiento de la salud pública. Estos incluyen: nombre completo, dirección de correo electrónico, dirección en los Estados Unidos, teléfono principal y teléfono secundario.


"Estudios independientes han demostrado que los numerosos niveles de protección que Delta ya ha puesto en marcha están minimizando eficazmente el riesgo de transmisión del COVID-19, el rastreo de contactos añade la medida más importante a nuestros esfuerzos por garantizar la seguridad durante los viajes", informó Bill Lentsch, Director Ejecutivo de Experiencia al Cliente de la compañía.


Lentsch, también detalló que actualmente, cuando existe un caso confirmado de COVID-19 en el que el viajero se encuentra infectado al volar, el CDC solicita un manifiesto de pasajeros de Delta para identificar a todos los clientes sentados dos sillas alrededor del caso confirmado.


Vea tambien: Pruebas PCR Falsificadas para viajar: la última muestra de egoísmo e irresponsabilidad


Asimismo aseguró que la protección de la seguridad y la privacidad de los clientes es la prioridad para todos los empleados de Delta, “los clientes pueden estar seguros de que su información será tratada con el mismo nivel de cuidado que tenemos para su seguridad durante su viaje”


El rastreo de contactos es una de las más recientes medidas para garantizar la seguridad de los viajeros y será un elemento necesario del programa de pruebas para COVID-19 de Delta, que permitirá la entrada sin cuarentena a Italia a partir del 19 de diciembre.


La aerolínea lidera el esfuerzo de la aeronáutica para detectar el coronavirus y proteger a los usuarios.