Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Descubra las razones de los más recientes problemas del Boeing 737 MAX


Foto cortesía

El accidentado regreso del Boeing 737 MAX desde la recertificación emitida por la FAA en diciembre de 2020 ha estado marcado por grandes dudas por parte de algunos países, y a la vez por distintos fallos en la aeronave, reportados tanto por la autoridad aeronáutica de Estados Unidos como por la propia empresa fabricante. A causa de estos problemas gran parte de la flota mundial de MAX se encuentra en tierra mientras toda la industria se pregunta cuáles son las razones de estas fallas que impiden las operaciones normales de la aeronave.


En principio, el pasado 9 de abril la empresa fabricante ordenó a 16 operadores detener operaciones con el MAX debido al hallazgo de problemas eléctricos en ciertos lotes de la aeronave. Inicialmente el comunicado indicaba fallas en alguna de las conexiones de tierra del modelo, sin especificar en qué parte del avión se produjo o cuáles podían ser las consecuencias de este problema.


Vea también: Boeing ordena a 16 operadores detener operaciones del 737 MAX por "problemas eléctricos"


Posteriormente, Boeing señaló que la falla está ubicada en la conexión a tierra de la unidad de energía de reserva, la cual no había sido advertida con anterioridad debido a que esta afecta a un sistema de respaldo del avión, el cual no se emplea en condiciones normales. La razón de este desperfecto habría sido causado por un cambio en el método de instalación del sistema durante la producción a principios del año 2019, y según fuentes consultadas por The Wall Street Journal, lo que pudo afectar directamente el circuito eléctrico fue una capa de pintura adicional que aparentemente impide una correcta conexión a tierra del panel de instrumentos principal de la cabina y del bastidor que alberga la unidad de energía de reserva.



Advertencia de la FAA sobre un error en los sistemas de combustible


Antes del último reporte de fallas del fabricante, la Administración Federal de Aviación (FAA) había emitido una Directiva de Aeronavegabilidad que afecta al modelo de Boeing, la cual exige a los operadores la sustitución de procesadores del sistema de combustible debido a una falla registrada durante el proceso de carga de combustible.


Este procedimiento ya contemplado en un boletín de 2020, indica que durante el tanqueo el sistema debe cerrar automáticamente la válvula una vez el tanque esté lleno. En caso de que la función de cierre automático falle, el sistema debe generar una alerta luminosa en el panel de control que notifique a los operadores de combustible.


Según la FAA, este sistema no funciona correctamente durante el tanqueo del depósito derecho del MAX, ya que no emite la advertencia luminosa cuando no se produce el cierre automático de la válvula de combustible debido a que el sistema tiene una configuración errónea con respecto al nivel de combustible del tanque del lado derecho.


Vea también: Gigantes en peligro de extinción: El destino de los cuatrimotores tras el COVID 19


¿Es un avión inseguro el Boeing 737 MAX?


La respuesta es NO, ya que a pesar de la mala fama y el alto nivel de polémica que envuelve permanentemente al modelo desde los dos conocidos accidentes hasta la actualidad, ese hecho lo ha convertido en el avión más auditado y estudiado del mercado con amplia diferencia. Los fallos del sistema MCAS, causantes de los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines fueron exitosamente reparados luego de miles de horas de pruebas e incontables vuelos que actualmente aseguran su confiabilidad.


Esto no suprime el surgimiento de diferentes inconvenientes con sus componentes, debido a que por su corta edad y tiempo de operación, aún no se ha cumplido con el proceso normal de hallazgo de fallos que experimentan todos los nuevos modelos de aeronaves. El punto diferencial del MAX en este sentido no ha sido la cantidad de problemas surgidos (una ver reparado el sistema MCAS), sino la extensa cobertura por parte de los medios a causa de la notoriedad del modelo.