Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

El último A380 salió de la línea de montaje, marcando el final del elefante blanco de Airbus

El corto ciclo del gigante blanco de Airbus ha finalizado dejando como resultados más esperanzas que resultados, con un volumen de ventas mucho menor al esperado en sus inicios

Uno de los últimos A380 durante su vuelo de prueba trs salir de la línea de montaje en Toulouse - Foto: Clément Alloing

Luego de un periodo apenas superior a una década, el coloso A380 de Airbus da sus últimos pasos en las líneas de montaje, lo cual demuestra el poco éxito del ambicioso proyecto con el que la fabricante había intentado dominar los viajes de larga distancia, con exceso de lujo y confort. La pandemia de Covid-19 asestó el golpe final a la supervivencia de la aeronave, la cual se ve relegada al igual que otras de gran tamaño aunque más antiguas.


En los últimos días se pudo observar a los dos últimos A380 salir de la línea de montaje de Airbus, ubicada al sur de Francia en la ciudad de Toulouse. El avión comercial más grande del mundo dejará de ser producido a solo 14 años de sus primeros vuelos, operados por Singapore Airlines, siendo uno de los hechos más emblemáticos producidos en gran parte como consecuencia de la inesperada crisis que enfrenta el sector aéreo.


Estas dos unidades están destinadas a Emirates como parte de su pedido con la fabricante, siendo además la mayor operadora del modelo, con 117 A380 en su flota, utilizados hasta 2020 para conectar 50 destinos y 75 aeropuertos alrededor del mundo. Las operaciones de esta gran flota de aeronaves aún más grandes continuará surcando los cielos con el livery de Emirates hasta la década de 2030, tal y como indicó el director ejecutivo de la compañía, Tim Clark.


Vea también: Emirates pone "en jaque" el futuro del 777X con un posible cambio en sus pedidos

Esta declaración de Clark no corresponde con los tiempos actuales que vive la aviación comercial, donde la cantidad de traslados internacionales se encuentra en niveles críticos por las restricciones sanitarias en contra del coronavirus. Claro que, el periodo de tiempo señalado por el ejecutivo es bastante extenso, unos nueve años, por lo que la intención de la compañía es aprovechar su gran potencial de vuelos a larga distancia una vez se restaure la demanda y pase la emergencia por la pandemia.


Para los A380 el principio del fin se delimitó en 2019, cuando Airbus anunció que cesaría su producción, lo cual generó una caída en los pedidos de la aeronave, la cual había sido inferior a la esperada desde el momento de su lanzamiento, con una demanda muy baja por parte de las principales aerolíneas. El punto más fuerte de su tiempo de producción fue el interés de Emirates por tener una potente flota del avión de pasajeros más grande de mundo, teniendo aún cinco unidades pendientes por recibir.