jet-engine-4721671_1920_edited_edited_ed
LOGO%20NUEVO%20png%20BLANCO_edited.png

Actualidad

El declive de Argentina: Menos de 30.000 pasajeros en la última semana de mayo

Este registro supone solo un 10% del tráfico registrado en cualquiera de las semanas de mayo de 2019

Aeropuerto Internacional Ezeiza - Foto: crédito al autor

Uno de los mercados latinoamericanos más afectados por la pandemia ha sido el de Argentina, donde las estrictas políticas de cuarentena han provocado la contracción del sector aéreo, causando grandes pérdidas para las aerolíneas locales. Según reportes del tráfico de pasajeros en el país sudamericano, se registraron menos de 30.000 viajeros en la última semana de mayo, un número alarmante en comparación con los obtenidos por mercados en plena recuperación como el colombiano.


Del 24 al 30 de mayo transcurrió la que hasta el momento es la peor semana del año para el mercado aéreo argentino, con cifras muy negativas que evidencian el difícil momento que atraviesan las cuatro principales aerolíneas que operan en el país. En total se registraron 29.856 pasajeros transportados, tan solo la mitad que en la semana anterior, en la cual se transportaron unos 53.986 pasajeros. La razón principal de esta abrupta caída es la nueva cuarentena estricta decretada por el Gobierno argentino, aunque no por esto deja de ser algo tremendamente negativo para la industria.


Para entender este número es importante destacar que durante enero, febrero y marzo la media semanal fue de 100.000 pasajeros aproximadamente, por lo que en este momento el mercado argentino sufrió una contracción del 70%, volviendo a los niveles críticos del 2020. Para una comparación más general se deben tomar como referencia el nivel de mayo de 2019, encontrando una caída del 90% con respecto a los niveles prepandemia, según datos de AviacionNews.


Vea también: Caos en el Caribe: Estas son las cifras del impacto económico del Covid-19


De los 29.856 pasajeros registrados en mayo, 24.500 fueron transportados por Aerolíneas Argentinas, compañía aérea de bandera en el país y perteneciente al estado. Esto enciende las alarmas para las demás aerolíneas de Argentina, como son Flybondi, JetSmart y American Jet, quienes no pudieron alcanzar entre todas la suma de 5.000 pasajeros en la última semana de mayo, llevando al límite su balance económico en plena crisis de la aviación.


Con respecto al factor de ocupación, los registros tampoco son favorables para las compañías. Aerolíneas Argentinas registró 48,2% de ocupación en cabotaje, 55,5% en regional y 51,6 % en internacional a pesar de haber cancelado algunos vuelos, siendo de nuevo la línea aérea argentina con mejores cifras en comparación con Flybondi ( 36,2%) y JetSMART (35,6%)


El vicepresidente regional de la IATA, Peter Cerda, dirigió declaraciones al gobierno argentino con respecto a las estrictas restricciones de vuelo y solicitó mayor flexibilidad para la industria aérea, brindando ejemplos exitosos de avance hacia la recuperación en la región. A pesar de apoyar la postura del presidente Alberto Fernández con respecto a los viajes aéreos debido a las recientes oleadas de contagios, el ejecutivo de IATA apuntó al reciente factor de ocupación del 70,8% registrado en varios países de Latinoamérica, lo cual "es una clara señal de que la gente está queriendo viajar".