Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

El gobierno de Estados Unidos podría bloquear las operaciones de Norse Atlantic Airways

Un representante demócrata aviva la "guerra transatlántica" y acusa a Norse de beneficiarse de su registro fuera de Noruega para tomar ventaja con respecto a otras compañías

Boeing 787-9 Dreamliner de Norwegian Air - Foto: Jean-Baptiste Rouer

La nueva aerolínea que acapara titulares es Norse Atlantic Airways, low cost que planea se la sustituta de Norwegian en los vuelos transatlánticos. Ante esta situación surge una petición que podría complicar los planes de la nueva compañía; un representante demócrata instó al gobierno estadounidense a bloquear sus operaciones debido a lo que considera como irregularidades en su apartado legal.


Esta situación gira en torno a Peter DeFazio, representante demócrata de la cuarta circunscripción de Oregón y presidente del Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes. Este político perteneciente al partido del presidente Joe Biden, emitió una solicitud al secretario de Transporte, Pete Buttigieg, para impedir que Norse Atlantic vuele a Estados Unidos.


¿El argumento de DeFazio? la supuesta intención por parte de Norse de evitar las fuertes protecciones laborales de Noruega registrándose en Irlanda. Esto se perfila en teoría como un capítulo más en la disputa que sostienen las aerolíneas estadounidenses y noruegas, especialmente desde la introducción de Norwegian en 2006 al mercado de larga distancia, como detalló Simpleflying.


Vea también: ¿Podría regresar la escasez de pilotos comerciales? Estudio predice un déficit para 2022


El procedimiento al que se refiere DeFazio como incorrecto o ilegal es comúnmente denominado "bandera de conveniencia” (del ingles flag of convenience) y está relacionado con evadir o evitar determinados impuestos y/o controles, obteniendo mayores beneficios que otras compañías competidoras en el mismo sector, en este caso los viajes transatlánticos. La intención del demócrata es entonces que el Departamento de transporte de EEUU (DOT) bloquee el permiso de Norse Atlantic para volar a territorio estadounidense.


Sumado a esto, el presidente del Comité de Transporte e Infraestructura recalca que el permiso de Norwegian Air fue "imprudentemente emitido" en el año 2006 cuando la compañía solicitó iniciar traslados hacia Estados Unidos, lo cual afectó enormemente a las aerolíneas de servicio completo, tradicionalmente reinantes de los vuelos transatlánticos, golpeadas por las competitivas tarifas de Norwegian.


Aún es pronto para determinar cuál será el resultado final de esta disputa de intereses, aunque la historia indica que las banderas de conveniencia rara vez son un problema que alarme a las aerolíneas, puesto que las subsidiarias a menudo operan desde diferentes países, como el caso reciente de Aer Lingus UK que volará desde Manchester a los Estados Unidos tras recibir aprobación del DOT.