Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Emirates pone "en jaque" el futuro del 777X con un posible cambio en sus pedidos

Luego de vaticinar una caída de un 40% en los pedidos el 777X, el posible cambio de planes de Emirates podría influir en la decisión de las demás aerolíneas para sustituir también sus pedidos por otras aeronaves

Boeing 777-300ER de Emirates - Foto: Tis Meyer

En un camino pedregoso para Boeing, podría sumarse un nuevo obstáculo, ya que Emirates, siendo la aerolínea con mayores pedidos para el 777X, podría plantearse cambiar un tercio de ellos por el 787 Dreamliner. Esta información llega luego de anunciarse el retraso en las primeras entregas de los nuevos modelos de Boeing hasta el año 2023.


Hasta la fecha, Emirates mantiene 115 pedidos del Boeing 777X, pero debido a su nueva fecha de lanzamiento este numero podría disminuirse de forma considerable. Según reseñó Bloomberg, la aerolínea con sede en Dubái podría sustituir unos 30 o 40 de estos por los 787 Dreamliners, más pequeños y con una entrega más pronta, por lo que crece la incertidumbre de la empresa fabricante con respecto a su nuevo gran avión, que continúa perdiendo pedidos.


"Los retrasos en los programas 737 MAX y 777X han dado como resultado, y pueden seguir dando lugar, a que los clientes tengan el derecho de cancelar pedidos o sustituir pedidos por otros aviones Boeing", declaró la fabricante el pasado lunes, abriendo la puerta para lo que se vislumbra como un verdadero quebradero de cabeza en los próximos semestres. La baja demanda de traslados de larga distancia a causa de las restricciones por el Covid-19 hacen aún más difíciles las cosas para Boeing y para el gran 777X.


Vea también: El Boeing 777X sufre caída en sus pedidos por el retraso de su lanzamiento a 2023


En principio, Boeing anunció tener unos 309 pedidos en firme para el heredero del 747, pero a causa de la situación actual del sector aéreo y al retraso en su entrega, estos han disminuido hasta 191; y se espera que sean cada vez menos. Poco importa la eficiencia de la aeronave, su ahorro de combustible o su modernidad ahora que los aviones de doble pasillo ya no cruzan los océanos como solían hacerlo antes de la pandemia, siendo estos los últimos en recuperar terreno en cuanto a la demanda, según las estimaciones.


Luego de los 6.500 millones de dólares inyectados por Boeing al proyecto 777X, y teniendo en cuenta además los 12.000 millones en pérdidas de la compañía durante el 2020, los nuevos gastos que pueden significar estas cancelaciones, ya advertidos por Boeing en su presentación financiera anual ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, podrían preparar el terreno para que Airbus se mantenga en primer lugar como la fabricante de aviones con mayores ventas, puesto arrebatado a Boeing en 2020.