Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Fotos: Todos los detalles sobre el choque entre un Swearingen Metro II y un Cirrus SR-22 en Denver

A pesar del considerable daño sufrido en ambas aeronaves, ninguno de sus tripulantes resultó herido

Swearingen Metro II tras el impacto con un Cirrus SR-22 - Foto: Av Herald

En la mañana de este miércoles 12 de mayo se produjo un asombroso choque en el aire entre dos aviones en las cercanías del Aeropuerto Centennial, en Denver. Según reportes de medios locales ambas aeronaves se preparaban para el aterrizaje de forma simultánea al momento del impacto, afortunadamente no se registraron heridos.


El hecho sucedió exactamente obre el Parque Estatal Cherry Creek al sur de Belleview y Peoria, en el condado de Arapahoe, Colorado, invuolucrando a un Swearingen SA-226TC Metroliner II de la aerolínea Key Lime Air (N280KL) y un Cirrus SR-22 privado (N416DJ). Según reportes de The Aviation Herald, el piloto del Swearingen realizaba una aproximación visual a la pista 17L del aeropuerto Centennial, con autorización para descender a 6400 pies, aproximadamente 3 milas náuticas al norte del umbral de la pista alterna 17L.


Por otra parte, el Cirrus recibió autorización para una aproximación visual a la pista 17R y fue notificado del aterrizaje en la segunda pista; sin embargo, el piloto descendió a 6400 pies, aproximadamente 3 millas náuticas al norte del umbral de la 17R, pero sobrepasó las líneas centrales de ambas pistas 17R y 17L. Debido a este error, ambas aeronaves chocaron y el Cirrus atravesó el fuselaje del Swearingen justo detrás de las alas.


Vea también: Una persona resultó herida al desprenderse parte del techo del Aeropuerto de Tocumen en Panamá



Fotos: South Metro Fire Rescue



Tras el impacto el piloto del Metroliner solicitó un aterrizaje de emergencia informando sobre el fallo de su motor número dos. Una vez completado exitosamente el aterrizaje informó que se trató de una colisión en el aire con un avión de menor tamaño, la cual afortunadamente no le produjo lesiones de ningún tipo. “Estamos participando en una investigación activa del incidente con la FAA y la NTSB. A medida que la información salga a la luz, si las autoridades estiman oportuno compartirla con el público, lo haremos ”, aseguró un vocero de la aerolínea.


A su vez, el piloto del Cirrus desplegó el paracaídas del avión y consiguió aterrizar de forma segura a unas 2,7 millas náuticas al norte de la pista 17L, en una zona cercana al embalse de Cherry Creek. Ninguno de los dos tripulantes resultaron heridos.