Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Fue arrestada una pareja de traficantes de bebés al intentar abordar un vuelo de Air Peace

Este es el tercer caso de tráfico de bebés frustrado exitosamente por la aerolínea en los últimos cuatro años

Boeing 737 de Air Peace - Foto: Rafael Monteiro Costa

Al mediodía del lunes 7 de junio miembros del personal de Air Peace frustraron un intento de tráfico de dos bebés en el Aeropuerto Murtala Muhammed de la ciudad de Lagos, al sur de Nigeria. La pareja de traficantes de niños intentaba abordar un vuelo hacia la ciudad de Asaba, ubicada a 440 kilómetros al este de Lagos.


El hecho fue comunicado por el portavoz de la aerolínea, Stanley Olisa, quien aseguró que una mujer y un hombre intentaron registrarse en el vuelo con dos bebés, pero debido a su comportamiento sospechoso el personal de la aerolínea aplicó el protocolo e interrogó a ambos sujetos en varias ocasiones, obteniendo declaraciones contrarias. "Los dos adultos dieron explicaciones contradictorias a diferentes miembros del personal. Primero afirmaron que los bebés estaban siendo llevados al Reino Unido para unirlos con sus padres, y luego dijeron que iban a enviar a los bebés a Zimbabue para su adopción", aseguró Olisa.


Al intensificarse las sospechas del personal de seguridad sobre la legítima procedencia de los infantes, hicieron un llamado a la policía local al Terminal 2 (MMA2) del Aeropuerto de Lagos. Según The Nigerian Voice, luego del interrogatorio la pareja confesó que eran "agentes" que traficaban con niños en adopción, por lo que fueron arrestados y posteriormente puestos a la orden de la Agencia Nacional para la Prohibición de la Trata de Personas (NAPTIP) para continuar con las investigaciones.


Vea también: Tres pasajeros de Vistara resultaron gravemente heridos por fuerte turbulencia a bordo de un 737


Tráfico de niños, un problema común en Nigeria


En junio de 2018 los tripulantes de cabina de Air Peace en un vuelo Lagos - Banjul advirtieron el comportamiento extraño de dos pasajeros que llevaban un bebé de tres meses. La mujer se negó a amamantar al inquieto bebé y al ser preguntada por la tripulación aseguró que lo trasladaban a Banjul para darlo en adopción. Este testimonio encendió las alarmas en el personal, que notificó a la seguridad del aeropuerto de destino sobre el acontecimiento.


Una vez en Banjul la pareja fue interrogada por separado, emitiendo declaraciones contradictoritas sobre su relación con el bebé. Posteriormente fueron detenidos por la policía y sometidos a una prueba de ADN que no demostró vínculos biológicos con el bebé de apenas tres meses, por lo que fueron arrestados por tráfico de personas.


Un caso similar se presentó en enero de 2019 cuando nuevamente una pareja intentó registrarse en un vuelo Lagos - Port Harcourt con un bebé de apenas tres días de nacido, por lo que el personal realizó las preguntas correspondientes a los sujetos sobre su relación con el bebé y el motivo de su viaje. Luego de obtener declaraciones inconsistentes, los empleados de Air Peace llamaron a la policía y la pasajera confesó más tarde haber traficado con el niño.