Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

IATA condenó la prohibición de volar sobre Bielorrusia y la catalogó como "persecución política"

A pesar de ser en principio un tema político, el CEO de IATA aseguró que "dos errores no hacen un acierto"

Imagen referencial

Luego de conocerse la decisión de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) de prohibir a las aerolíneas de Europa volar sobre el espacio aéreo de Bielorrusia tras la polémica del aterrizaje forzoso de un 737 de Ryanair en Misnk, la IATA condenó la medida instando a separar la seguridad aérea de las acciones políticas.


"La seguridad de la aviación nunca debe politizarse. La IATA condena las acciones del Gobierno de Bielorrusia y pidió una investigación independiente. Prohibir que las aeronaves europeas utilicen el espacio aéreo bielorruso con una Directiva de Seguridad también es una politización de la seguridad de la aviación. Este es un avance retrógrado y decepcionante", expresó el director general de IATA, Willie Walsh, instando a la Agencia de Seguridad Europea a retirar la prohibición y permitir que las aerolíneas continúen con sus evaluaciones normales de riesgo operativo.


Vea también: Conoce las violaciones cometidas por Bielorrusia que serán investigadas por la OACI


"Dos errores no hacen un acierto. La política nunca debe interferir con la operación segura de las aeronaves y los políticos nunca deben usar la seguridad de la aviación como una fachada para perseguir agendas políticas o diplomáticas”, aseguró categóricamente el directivo del organismo internacional


El pasado 23 de mayo el gobierno bielorruso ordenó el aterrizaje de un vuelo de Ryanair en ruta Atenas - Vilnius bajo una supuesta amenaza de bomba que hasta la fecha no ha sido confirmada, llevando a cabo el arresto del periodista opositor Roman Protasevich y de su novia Sofia Sapega, en lo que ha sido denominado por varios representantes de gobiernos europeos como "terrorismo de estado". A partir de este hecho, y tras una reunión de la OACI el 27 de mayo, la EASA emitió la Directiva de Seguridad 2021-02 elevando la prohibición de vuelo sobre espacio aéreo bielorruso.