Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Icelandair retomará operaciones con su flota de 737 MAX en abril

A pesar de la reciente certificación de la aeronave por parte de la EASA, Icelandair planea un proceso propio de verificación y pruebas a su flota de MAX antes de retomar sus operaciones

Foto cortesía

La aerolínea Icelandair hizo público su plan de reanudación para las operaciones de su flota de 737 MAX, el cual se compone de una serie de pruebas minuciosas, respaldadas por la recertificación de la aeronave por parte de importantes autoridades aéreas como la EASA, FAA, o Transport Canada. Esta vuelta al cielo de la flota MAX de la compañía islandesa podría realizarse entre finales de marzo y comienzos de abril, durante la primavera eruopea.


La flota de seis MAX de Icelandair, almacenada en España, tomará rumbo a Islandia para someterse a exhaustivas revisiones por parte de los mecánicos de la compañía, verificando que todos los sistemas funcionen sin ningún inconveniente. Los pilotos encargados de operar la aeronave se someterán a un proceso de entrenamiento para familiarizarse con todos los cambios de software del MAX, y obtener una mayor comprensión de todos sus sistemas, incluido el Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS).


Vea también: Southwest Airlines retomará vuelos con el 737 MAX a mediados de marzo


Antes de dar finalmente luz verde al modelo de Boeing, la aerolínea realizará una serie de vuelos sin pasajeros una vez se complete todo el proceso de verificación mecánica. El objetivo final es la reanudación de operaciones y el aumento en los traslados para a recuperación económica de Icelandair, sobre todo si se trata del 737 MAX, con una muy amigable relación de consumo de combustible.


“El desarrollo de la epidemia, la distribución de vacunas y el desarrollo de reglas fronterizas serán cruciales para el futuro. Sin embargo, somos moderadamente optimistas de que podremos aumentar los vuelos a partir del segundo trimestre de este año”, declaró Bogi Nils Bogason, director general de Icelandair destacando la condición de Islandia como un "destino turístico codiciado", por lo que se plantean aprovechar las condiciones actuales para realizar mayores conexiones entre Europa y América del Norte a través del país.