Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

La FAA emitió una nueva directiva de aeronavegabilidad que afectará a 222 unidades Boeing 787

En 2016, la fabricante emitió un boletín de servicio para la inspección de los paneles de descompresión de sentina, cuando se descubrió el fallo por primera vez

Foto: Boeing

El miércoles 17 de febrero la Administración Federal de Aviación (FAA) emitió una nueva directiva de aeronavegabilidad que afectará a cientos de Boeing 787. El organismo regulador estadounidense solicitó la pronta inspección de las unidades debido a supuestos fallos en los paneles de descompresión, por lo que desde emitida la directiva, el plazo de comprobación será de 45 días.


Según los informes que motivaron a la FAA para la revisión de unas 222 unidades de 787 Dreamliner, se hallaron roturas en los paneles de descompresión en el área de la sentina, la parte inferior de la aeronave. Al tratarse de la zona donde se conectan el compartimento de pasajeros y la zona de carga, una falla de descompresión por rotura de estos paneles podría derivar en un problema mucho mayor durante el vuelo.


Vea también: Humo en la cabina de un Embraer ERJ145 provocó un desvío a Luisiana


Debido a los constantes problemas surgidos en la producción de los 787 Dreamliner, la fabricante Boeing ha recibido gran cantidad de inspecciones de esta clase, así como también retraso en las entregas de al menos 80 aeronaves. La situación económica de Boeing tras el 2020 es uno de sus principales problemas, generando un círculo vicioso debido a sus contratiempos comerciales, como lo es el retraso de entregas de los 777X, 737 MAX 7 y también los 787 Dreamliner, lo cual ha generado una gran caída en los pedidos.


La directiva emitida por la FAA establece como procedimiento una inspección visual repetitiva de las barreras de sentina ubicadas en los compartimentos de carga en ambos lados de la aeronave, buscando paneles de descompresión dañados o desconectados. Posteriormente se procederá a la reinstalación o sustitución dependiendo de la zona específica y del daño que exista en los paneles.


“En el caso de un incendio de carga, una fuga significativa en el área de la sentina podría resultar en concentraciones insuficientes de halones para controlar adecuadamente el fuego”, indicó la directiva de aeronavegabilidad según información del portal Simpleflying.

Gráfico de Boeing advirtiendo el fallo de los paneles (2016)