jet-engine-4721671_1920_edited_edited_ed
LOGO%20NUEVO%20png%20BLANCO_edited.png

Actualidad

Niño keniano sobrevivió aferrado al tren de aterrizaje de un A330 de Turkish

Tras el aterrizaje en Países Bajos, las autoridades advirtieron la presencia del polizón, brindándole la ayuda médica necesaria para su pronta recuperación

Foto: Anna Zvereva

Un informe emitido desde Maastricht, en Países Bajos, reportó la presencia de un polizón en un vuelo de carga de Turkish Airlines, sobreviviendo aferrado al tren de aterrizaje a una altura de 19.000 pies en el trayecto realizado por el A330 desde Londres hasta su escala en la ciudad neerlandesa.


Las autoridades de Países Bajos reportaron haber descubierto a un niño proveniente de Kenia, de aproximadamente 16 años de edad, que logró sobrevivir a la altura crucero de 19.000 durante un lapso estimado de 16 minutos antes de que el presunto avión de Turkish Cargo aterrizara en Maastricht. El día anterior la misma aeronave había volado desde Nairobi, capital keniana, con dirección a Estambul; una de las hipótesis de los investigadores neerlandeses apunta al tráfico de personas como motivo del suceso.


La supervivencia del niño resulta sorprendente debido a la gran cantidad de casos similares que terminan en desgracia. La razón de ello son la falta de oxígeno y las gélidas temperaturas que se registran a grandes alturas, lo cual se evita presurizando el interior de las aeronaves al estándar de la superficie, no lo mismo con el compartimiento donde se guarda el tren de aterrizaje, el cual queda a merced de las condiciones atmosféricas y climáticas a pesar de permanecer cerrado durante el vuelo.


Vea también:

Un portavoz de la Royal Marechaussee (rama de la fuerza policial neerlandesa), comunicó que la recuperación del niño avanza "increíblemente bien considerando las circunstancias", según informó Simpleying. Por el momento no se han hecho públicos mayores detalles de la identidad o el origen del joven polizón; las autoridades del país continúan con el proceso de investigación exhaustiva.


Según reflejan datos emitidos por la Administración Federal de Aviación (FAA) sobre el tiempo de conciencia útil a grandes altitudes, un ser humano puede permanecer unos 30 minutos a 20.000 pies sobre el nivel del mar sin perder la conciencia. Teniendo en cuenta que el vuelo alcanzó su altitud crucero a las 12:17, permaneciendo allí hasta las 12: 33, unos 16 minutos, lo cual entra dentro del estándar de seguridad que le permitió al polizón permanecer consciente y no sufrir mayores daños.