Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

¿Por qué se ha producido un aumento alarmante de las agresiones a bordo?


Imagen referencial

Para la aviación el requisito más importante es la seguridad, por lo que el reciente aumento en las agresiones a bordo desde el inicio de la pandemia ha provocado la aplicación de fuertes medidas por parte de la FAA para contrarrestar este fenómeno. Llegado a este punto, la principal interrogante no es otra que la razón del incremento en la violencia y mal comportamiento de los pasajeros, problema que afecta directamente a los auxiliares de vuelo, víctimas de reiterados abusos, así como también las aerolíneas, con los frecuentes inconvenientes en sus vuelos.


Esta nueva problemática es fácilmente explicable a través de los números, ya que los registros actuales superan con creces los del 2019, último año tomado como 'muestra base' por ser el último periodo de normalidad previo a la pandemia de Covid-19. En dicho periodo, la Administración Federal de Aviación emprendió acciones contra 142 pasajeros rebeldes, cifra acorde con el registro de las últimas dos décadas.


Vea también: La FAA endurece las sanciones: Multa de 52.500 dólares por agredir a un auxiliar de vuelo


Sin embargo, desde febrero se han reportado 1300 informes de pasajeros rebeldes, evidenciando un preocupante incremento de la violencia a bordo desde el reinicio de vuelos durante la pandemia, lo que ha generado una fuerte reacción por parte de la FAA, con multas superiores a los 50.000 dólares en <determinados casos. De este total informado por funcionarios de la agencia, alrededor de 260 casos han sido identificados como "posibles violaciones" ante las cuales la agencia podría emprender acciones legales.


¿Qué opinan los tripulantes de cabina?


La posición más importante a considerar es la de los auxiliares de vuelo, quienes tienen la labor de contener a estos pasajeros rebeldes, convirtiéndose así de forma regular en víctimas de estas agresiones cada vez más frecuentes. Con respecto a este tema, el portal Business Insider entró en contacto con varios tripulantes que trabajan y residen en los Estados Unidos, quienes compartieron sus experiencias negativas en medio de este alarmante fenómeno.


"Nunca tuvimos que lidiar con nada de eso en el pasado. Antes era un día raro cuando se expulsaba a alguien de un vuelo, pero ahora es mucho más común", declaró un tripulante cuya identidad prefirió dejar en el anonimato. Al ser preguntados sobre las razones de este dramático aumento en la violencia, algunos de los auxiliares concedieron en tres factores determinantes: La pandemia, las elecciones y las protestas en todo el país, situaciones que han elevado las tensiones a lo largo y ancho de Estados Unidos.


La necesidad de recuperar la demanda ha motivado a las líneas aéreas a recortar las tarifas y ofrecer vuelos a precios por demás atractivos, disponibles para los sectores más bajos de la población quienes no están familiarizados con las normas de vuelo, creando nuevas complicaciones para el personal. "Parte de la razón de la agresión se debió a la afluencia de nuevos viajeros que se aprovecharon de las tarifas baratas y una disminución de los viajeros de negocios", indicó una tripulante.


Vea también: Pasajera de un vuelo de American Airlines fue arrestada por agredir a dos tripulantes de cabina


Una de las medidas que ha generado mayor disconformidad es el uso obligatorio de las mascarillas durante el vuelo, por lo que un porcentaje considerable de pasajeros se opone a esta medida de bioseguridad a pesar de los efectos del coronavirus en el país norteamericano. A raíz de esto muchos pasajeros han sido multados y vetados de las aerolíneas, como le sucedió al famoso rapero Lil Pump, a quien se le prohibió volar en JetBlue por negarse usar la mascarilla, irrespetando además al personal de vuelo.


Reacción de la FAA ante las agresiones


Desde que se comenzó a registrar un alza en los reportes de pasajeros indisciplinados durante la pandemia, la Administración Federal de Aviación anunció políticas de tolerancia cero, imponiendo importantes multas a quienes incurrieran en faltas que interrumpan con la labor de los tripulantes o que pongan en peligro la integridad de los demás pasajeros. Recientemente se dio a conocer la multa más alta determinada por la agencia, equivalente a unos 52.500 dólares, impuesta a un pasajero por intentar abrir la puerta de la cabina y golpear a un asistente de vuelo en la cara dos veces.


En el mismo periodo, el organismo pretende sancionar a otros tres pasajeros, con multas que van desde los 9.000 dólares hasta un estimado de 50.000 dólares en casos extremos. El monto de cada sanción se determina en función a la cantidad y gravedad de infracciones cometidas por el pasajero, y aunque a multa más alta que puede imponer la FAA es de 35.000 dólares, la sumatoria de delitos y el aumento en la frecuencia de los mismos ha motivado al organismo a aumentar la dureza de su respuesta con el objetivo de disminuir la cantidad de reportes por comportamiento inapropiado a bordo.