jet-engine-4721671_1920_edited_edited_ed
LOGO%20NUEVO%20png%20BLANCO_edited.png

Actualidad

Preocupación de la FAA retrasa la incorporación de los 737 MAX con problemas eléctricos

La más reciente AD señaló posibles fallas por corrosión en el subsistema de presión en los MAX con motores CFM LEAP-1B

Foto: Chris Edwards

La lista de desperfectos del MAX crece a la par que aumentan las precauciones de las autoridades estadounidenses, retrasando la reanudación de operaciones del centenar de aeronaves que se mantienen en tierra por sus recientes problemas eléctricos. A pesar de que en principio parecía una falla fácil de solucionar, a casi un mes del reporte de Boeing, el fabricante sigue trabajando en conjunto con la Administración Federal de Aviación para determinar cómo y cuándo volverá a volar esta controvertida aeronave.


El nuevo gran obstáculo en el camino del MAX surgió el pasado 9 de abril, cuando Boeing recomendó a las aerolíneas detener sus operaciones debido a problemas eléctricos, específicamente una mala conexión a tierra del panel de instrumentos principal de la cabina y del bastidor que alberga la unidad de energía de reserva. Después de este reporte, se han establecido varios puntos de control entre el fabricante y la FAA, aún sin conseguir la pronta solución a la falla.


Después de dos semanas exactas de esta nueva puesta en tierra, esta vez de un 25% de la flota MAX, la agencia de noticias Reuters informó sobre una nueva preocupación de la FAA, relacionada con la posibilidad de que otros sistemas podrían estar involucrados en este último reporte de fallas a pesar de no haber sido informado hasta el momento. Más recientemente, este 4 de mayo, la autoridad aeronáutica de EEUU emitió una nueva directiva para inspeccionar los motores del MAX por corrosión en un subsistema de presión, alargando ya extenso proceso de verificaciones.


Vea también: Por reportes de corrosión la FAA solicitó a los operadores revisar los motores del 737 MAX


"Continuamos trabajando en estrecha colaboración con la FAA y nuestros clientes para abordar el problema de la ruta terrestre en los 737 afectados", aseguró un portavoz de Boeing, mientras que un representante de la Administración Federal de Aviación indicó el mismo tipo de cooperación entre ambos para la solución correcta a los desperfectos de la aeronave.


Mientras continúa este proceso, más de 100 737 MAX se mantienen en tierra, generando inconvenientes operaciones a los siguientes operadores: American Airlines, United Airlines y Southwest en Estados Unidos; y Cayman Airways, Copa Airlines, GOL Linhas Aereas, Icelandair, Minsheng Leasing, Neos Air, Shandong Airlines, SilkAir, SpiceJet, Sunwing Airlines, TUI, Turkish Airlines, Valla Jets Limited, WestJet Airlines y Xiamen Airlines, en el resto del mundo.