Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

¿Qué pasará con los Boeing 777 equipados con motores Pratt & Whitney PW4000?


Boeing 777-200 de United Airlines - Foto: Piotr Persona

Más de tres meses han transcurrido desde el incidente ocurrido en Denver que pondría al Boeing 777 en el foco de las autoridades por los problemas registrados en un modelo específico de motores (Pratt & Whitney PW4000), equipados en parte importante de la flota mundial del modelo. Desde entonces se han emitido varias directivas para intentar solucionar los desperfectos y garantizar la seguridad del modelo, aunque por el momento estas aeronaves permanecen inoperativas.


El sábado 20 de febrero un 777-200 de United Airlines sufrió el desprendimiento de las partes externas del motor derecho lo que generó que estas fueran arrojadas sobre un vecindario residencial en el distrito de Broomfield. Esta falla se produjo por la ruptura de los álabes del motor a causa de fatiga del material por el uso frecuente, produciendo una falla no contenida del motor. De forma inmediata, United detuvo las operaciones con el modelo, a la vez que mientras se realizaban las investigaciones, la FAA ordenó que se mantuviera en tierra hasta hallar la solución.


Fotografía del motor derecho del 777 de United durante el vuelo - Foto cortesía

Un incidente similar se registró en diciembre, cuando un 777-200 de la compañía Japan Airlines JAL sufrió un daño incontenible en el motor que provocó la pérdida de la cubierta del motor izquierdo , por lo que la aeronave tuvo que aterrizar de emergencia en el Aeropuerto Internacional Naha de Okinawa, isla del sureste del archipiélago de Japón. Con este precedente en cuenta, el incidente de United generó que Japón, Corea del Sur y el Reino Unido prohibieran las operaciones del triple siete con motores PW4000.


Cooperación entre la FAA, Boeing, P&W y United


Es importante resaltar que el operador más afectado por la medida es United, ya que la aerolínea con sede en Chicago posee la mayor flota del 777, de los cuales unos 52 equipos tienen motores Pratt & Whitney PW4000, muy cerca de la mitad de todos los 128 triple siete que se encuentran actualmente en tierra debido a esta falla.


Vea también: Pasajeros presentaron una demanda colectiva a United por el fallo de motor del Boeing 777


El vicepresidente ejecutivo y director de operaciones de United, Jon Roitman, declaró recientemente las intenciones de la compañía por volver a operar el Boeing 777 lo más pronto posible al ser preguntado sobre la aeronave por un periodista. "Tenemos una colaboración productiva con P&W, Boeing y la FAA. El progreso es representativo para que la aeronave vuelva a volar de manera segura en un futuro próximo", dijo el directivo sin adelantar si este regreso podría producirse de cara al verano del 2021.


Por su parte, la FAA anunció el pasado 12 de mayo una orden para reforzar cubiertas de entrada y del ventilador a través de "posibles mejoras de diseño", según el administrador del organismo, Steve Dickson. Asimismo se adelantó que los nuevos requisitos y la directiva de aeronavegabilidad prevista "dependerá de la finalización del trabajo de diseño e ingeniería y será aprobado por la FAA", lo cual ha de requerir más tiempo por la complejidad del trabajo.


¿Qué le espera al 777?


La realidad para el modelo de Boeing es bastante distinta dependiendo del país, marcado lo que puede ser su futuro en los próximos años. Por un lado está Japón, donde Japan Airlines decidió retirar su flota de 13 Boeing 777-300ER y siete Boeing 777-200ER un año antes de lo previsto, motivado por los problemas de los equipos con motores PW4000 (solo siete en su flota), reemplazándolos con los Airbus A350-1000; mientras que All Nippon Airways anunció que retirará 25 de sus 777 como parte de una reestructuración de la compañía debido a las pérdidas registradas a causa de la pandemia.


Boeing 777-200 de Japan Airlines (JAL) - Foto: BriYYZ vía Wikimedia Commons

Vea también: Auxiliar de vuelo de American sufrió lesiones por turbulencia severa a bordo de un 777


United sigue a la espera de la solución que le permita volver a operar a totalidad su flota de 777 en medio de un crecimiento exponencial del mercado local. Por el momento solo se encuentran operativas las aeronaves del modelo equipadas con motores General Electric GE90, los cuales no están afectados por las directivas de la FAA al no registrar problemas similares al del vuelo 328 de Denver.


Por otra parte, el Reino Unido levantó la prohibición a los Boeing 777 equipados con motores PW4000, asegurando que "las empresas pueden volar de regreso al Reino Unido con esta aeronave luego de adoptar las medidas correctivas que fueron emitidas por la FAA, siguiendo la nueva Directiva de Aeronavegabilidad". Esta decisión resulta especialmente llamativa al tener en cuenta que la aerolínea bandera del país, British Airways no posee equipos 777 con motores PW4000, por lo que esta medida podría tener como objetivo motivar la reanudación de operaciones desde Estados Unidos una vez la Administración Federal de Aviación de luz verde para el regreso de los triple siete afectados.