Actualidad

  • Luis Daniel Ovalle M

Turkish Airlines retomó operaciones con el Boeing 737 MAX con un vuelo Estambul - Ankara

La flota MAX de la compañía turca no se ve afectada por los recientes problemas eléctricos anunciados por Boeing debido a su fecha de fabricación, previa al 2020

Boeing 737 MAX 8 (TC-LCA) de Turkish Airlines - Foto: Gábor Szabados

El pasado jueves 15 de abril, Turkish Airlines reanudó operaciones con el 737 MAX luego de aproximadamente dos años en los que el modelo se mantuvo en tierra. Este regreso de la aeronave a los cielos de Turquía se realizó en un vuelo regional de Estambul a la ciudad de Ankara.


Finalmente llegó el día en la aerolínea con más destinos alrededor del mundo pusiera uno de sus Boeing 737 MAX de vuelta en el aire, esta controvertida y problemática aeronave que parecía ser una opción magistral para que las compañías pudieran tener operaciones con menor gasto y mayor ingreso, aunque la realidad ha mostrado en general más problemas que soluciones.


El vuelo TK2138 entre Estambul y Ankara marcó el regreso oficial del MAX a las operaciones de Turkish Airlines a pesar de los reciente problemas eléctricos anunciados por Boeing, ordenando a 16 operadores detener operaciones con el modelo. Entre dichas compañías no se refleja el nombre de Turkish, puesto que tanto sus 11 MAX 8 como su único MAX 9 fueron entregados entre 2018 y 2019; por lo que sus números de registro no corresponden a los lotes afectados por estos fallos eléctricos.


Vea también: El 737 MAX representó el 80% de las entregas de Boeing en el primer trimestre de 2021


Así pues, el 15 de abril un 737 MAX 8 de Turkish (TC-LCA) despegó desde Estambul a las 10:09 hora local, con destino a la ciudad de Ankara, capital del país otomano, donde aterrizaría a las 10:55 am. Posteriormente la aeronave regresó a Estambul para partir nuevamente hacia el Aeropuerto de Esmirna-Adnan Menderes, en la ciudad de Esmirna, en la costa del Egeo, terminando así su primer día de vuelta a las operaciones.


Luego de la aprobación de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) para la vuelta del Boeing 737 MAX a cielo europeo el pasado 27 de enero, la aerolínea bandera de Turquía ha realizado un proceso de pruebas internas para determinar la completa operatividad de su flota MAX. Los últimos vuelos de prueba tuvieron lugar sobre la ciudad de Estambul, con una duración de una hora y media en promedio. ç