jet-engine-4721671_1920_edited_edited_ed
LOGO%20NUEVO%20png%20BLANCO_edited.png

Actualidad

Un A330 de Qantas sufrió una despresurización a 40.000 pies de altura

Al registrarse el incidente, los pilotos de la aeronave realizaron un rápido descenso hasta una altitud segura antes de desviarse para aterrizar en el aeropuerto de Adelaide

Foto cortesía

Un vuelo de Qantas operado por un A330-200 en ruta Syndey - Perth sufrió una despresurización a una altura de 40.000 pies. Debido a este incidente la aeronave debió realizar descenso de emergencia y desviarse para aterrizar de manera segura en Adelaide.


El vuelo QF583 despegó desde Sydney con un retraso importante a las 10:36 hora local, y luego aproximadamente dos horas y 20 minutos de vuelo se reportó la falla de presurización a una altura de 40.000 pies. Al ser un incidente con un alto potencial de peligro, los pilotos comenzaron el proceso de descenso, bajando unos 4.500 metros en dos o tres minutos, continuando luego con la pérdida de altitud a un ritmo más bajo, descendiendo hasta 3.000 metros en los próximos 15 minutos.


Vea también: Niño keniano sobrevivió aferrado al tren de aterrizaje de un A330 de Turkish


Al no poder continuar con su ruta, la aeronave se desvió hacia el noroeste unos 700 kilómetros, logrando aterrizar de forma segura en Adelaide después de 70 minutos de presentarse el accidente. Una vez en la pista de aterrizaje, los servicios de emergencia revisaron el avión durante 30 minutos, dando aprobación para el desembarque de los pasajeros.


La última vez que una aeronave de Qantas sufrió un accidente similar fue el marzo de 2019, cuando un Boeing 737-800 enruta Canberra - Melbourne tuvo que descender unos 3.000 metros debido a la despresurización de la cabina. Cabe recordar que la compañía aérea australiana fue seleccionada como la aerolínea más segura del mundo por el portal especializado Airline Ratings, premiando el pulcro historian de Qantas durante sus 100 años de historia.